Make your own free website on Tripod.com

PRÁCTICA N° 3

FORMAS MEDICAMENTOSAS (II PARTE)

Pomadas.

Son formas farmacéuticas semisólidas suaves y untuosas que, de manera general contienen agentes medicinales destinados a ser aplicados en la piel con o sin masaje.

Una buena pomada debe de tener: estabilidad, consistencia, facilidad de aplicación, base adecuada y un principio activo uniformemente distribuido.

Supositorios.

Son medicamentos sólidos destinados a introducirse en el recto. Su forma más corriente es cónica o cilindro cónica, con el vértice redondeado de 3 a 4 centímetros de longitud y de un peso comprendido entre 1.2 y 4 gramos según sea para niños o adultos. Este método de administración resulta útil cuando la sustancia medicamentosa no se tolera bien por vía oral y origina nauseas o vómitos cuando, por alguna otra razón, la administración oral está contraindicada.

Ovulos.

Son formas farmacéuticas destinadas a administrar medicamentos por vía vaginal. Su forma es ovoidea y su peso unos 15 gramos como máximo.

Candelillas.

Constituyen una forma farmacéutica cuyo fin es introducir medicamentos generalmente antisépticos o astringentes por vía uretral. Son masas cilíndricas, alargadas, de uno 15 a 20 centímetros y aún más extraordinariamente finas de 2.5 a 4 milímetros de diámetro, de consistencia plástica y flexible y de punto de fusión próximo a la temperatura de la mano.

Tabletas.

Son preparaciones galénicas constituidas por la sustancia medicinal, azúcar y la mayoría de las veces goma arábiga o tragacanto. Las sustancias medicamentosas pueden ser extractos, tinturas, esencias, etcétera; pero es fundamental que no tengan ni olor no sabor desagradables, ya que las tabletas deben de disolverse lentamente en la boca.

Puede ser:

Soluciones para administración parenteral.

Las preparaciones parenterales o inyectables, son soluciones o suspensiones estériles destinadas a administrar productos farmacéuticos por las diferentes vías de inyección tales como la endovenosa, subcutánea, intramuscular, intraespinal etcétera.

Los inyectables se administran cuando los pacientes necesitan una acción terapéutica inmediata, cuando están imposibilitados de ingerir medicamentos por la vía oral o cuando los principios activos que llevan en solución pueden ser destruidos en el tracto gastrointestinal.

La farmacopea americana reconoce cuatro tipos de preparaciones parenterales:

  1. Soluciones de medicamentos disueltos en vehículo acuoso, oleoso o en solventes orgánicos (ácido ascórbico que se administra en solución acuosa, estrona en solución oleosa y la digoxina en alcohol del 5 al 50% que puede o no contener glicerina).
  2. Suspensiones estériles de medicamentos sólidos en vehículo acuoso u oleoso (suspensiones estériles de acetato de dehidrocortisona en vehículo acuoso y las de epinefrina en vehículo acuoso).
  3. Medicamentos sólidos secos que por adición de un vehículo apropiado dan una solución que reúne las condiciones para ser inyectado (clorhidrato de clortetraciclina).
  4. Medicamentos sólidos secos que por adición de un vehículo apropiado dan una suspensión adecuada para ser inyectada (penicilina dihidro espreptomicina).